Me viene de muerte

La cuestión es,  despedirnos como se merece de una etapa o proyecto (pongámosle el nombre que más nos guste) y dar el paso al siguiente escalón. ¡Ojo! Que antes de dar el salto al siguiente escalón tenemos que haberlo visto y saber donde pisar.
No nos liemos que aquí tenemos varios frentes abiertos y debemos ir por partes por eso dejo aquí cinco pasos que, desde mi punto de vista, son fundamentales y me han venido de muerte desde que los pongo en práctica.